Morcillas

La morcilla, tradición puertorriqueña. Para algunos es normal comer en cualquier ocasión y para otros, un gustito navideño.

Algunos de los ingredientes como el intestino se consigue fácilmente en los supermercados. Para la sangre, es preferible que contacte a su carnicero certificado o lechonera local de confianza.

Ingredientes

  • 1 paquete de intestinos (“tripe” o “sausage casings”), preferiblemente limpio y listo para usar
  • 2½ tazas de sangre de lechon (“pork’s blood”)
  • 3 tazas de arroz cocido (al vapor y sin aceite)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de orégano
  • 2 cucharadas de cilantro (bien picadito)
  • 2 dientes de ajo (machacado)
  • 2 ajíes picantes (bien picaditos)

Procedimiento

  1. En un caldero, añade el arroz, el cilantro, orégano, ajíes y el ajo.
  2. Mezcla y une todo bien.
  3. Usando un colador de metal, cierne o cuela la sangre sobre la mezcla del arroz y continúa mezclando hasta que todo quede bien unido.
  4. Amarra un lado de la tripa haciendo un nudo con el mismo intestino o usando hilo de cocinar.
  5. Usando un embudo, coloca el lado abierto de la tripa en la parte fina del embudo.
  6. Rellena la tripa con la mezcla de arroz con sangre por medio del embudo.
  7. Una vez rellena, cierra el intestino anudando con la misma tripa o hilo de cocinar.
  8. En una olla grande, hierve agua con bastante sal por alrededor de 30 minutos.
  9. Retira los embutidos del agua y deja escurrir.
  10. Una vez secos, los puedes freír o congelar para freír luego.
  11. La morcilla se fríe en aceite a temperatura media/alta.
  12. Fríe por completo hasta que se torne completamente negra (nunca la cortes antes o mientras se fríe).
  13. Una vez frito, deja escurrir en papel toalla para remover el exceso de aceite.
  14. Cortar en rodajas de 1 pulgada y servir caliente.

 

Comentarios